ESPACIO PROYECTOS


PINTURA,PINTURA,PINTURA

Comisario Victor Zarza
Del 11 de Mayo al 31 de Agosto de 2017


Miguel Aguirre – Berta Cáocamo – Alejandro Carpintero – José Díaz – Javier Garcerá – Santiago Giralda – Ricardo González García – Rafael Grassi – Abraham Lacalle – Miguel Marina – Eduardo Martín del Pozo – Pedro Morales Elipe – Ignacio Pérez Jofre – Santiago Picatoste – José Piñar – Enrique Radigales – Alaín Urrutia – Daniel Verbis – Santiago Ydañez



Si hay algo inequívocamente pictórico es, sin duda alguna, la naturaleza del medio en el que la pintura se desenvuelve, las características propias de su factura y materialización. Esta exposición se centra precisamente en ese aspecto: en su elocuencia, en su facultad expresiva contemplada a través de un conjunto de obras cuyos autores tienen en común el pertenecer al ámbito iberoamericano y la contemporaneidad. Junto a artistas ya veteranos y reconocidos -pertenecientes a distintas generaciones y protagonistas destacados de la escena pictórica contemporánea- hemos querido asimismo incluir el trabajo de pintores que denominaríamos como emergentes: entre todos ellos es posible constatar el estado de la pintura –algunas de sus variantes, modalidades y posibilidades- con absoluta actualidad, dentro de los márgenes del contexto propuesto. Dado el alcance de la selección efectuada, se trataría de ofrecer algo así como una prospección significativa al respecto.

 
La articulación de los pigmentos sobre una superficie bidimensional (otro de los criterios selectivos para la ocasión, dicho sea sin ánimo de adscribirnos necesariamente a las tesis de Clement Greenberg), los gestos mediante los cuales el color se distribuye y codifica, no constituye solo una cuestión de oficio o habilidad, sino también de lenguaje. Como afirmó Jean Dubuffet, pintar no es simplemente dar color: hay que hacerlo con un sentido determinado, justo con el que otorga carácter y entidad al cuadro en consonancia con aquello que se pretende comunicar en él.

 
La exposición recoge desde el minimalismo, extremo a la par que sutil, de Miguel Marina o la poética elemental de Berta Cáccamo, a la gestualidad liminar de Santiago Giralda, quien comparte con Alejandro Carpintero su interés por la cualidad matérica del medio pictórico. José Piñar y Victoria Encinas trabajan con combinaciones cromáticas a través de distintas maneras de aplicar los pigmentos, que a su vez Enrique Radigales plantea de manera más problemática: como adición, pero también como resta, sin desatender cierta dimensión procesual de su elaboración. Tampoco está lejos de tales cuestiones Santiago Picatoste, atento al gesto o mancha básicos de la pintura; de igual manera sucede con José Díaz o Eduardo Martín del Pozo, que ambos ponen en diálogo con la superficie que les proporciona el soporte, literalmente saturado de pigmentos por José Horacio Martínez. Gestos que para César Delgado y Fabián Marcaccio constituyen un asunto de índole epistemológica. La variedad de registros de Abraham Lacalle, Anthony Stark, Alejandra Seeber y Rafael Grassi-Hidalgo evidencian –más allá de su voluntad representativa- la preeminente condición pictórica de sus planteamientos, lo mismo que en los casos de Vicky Newmann y Pedro López Zamora, quienes coinciden en asociar pintura y fotografía. Algo semejante encontramos en las obras de Alain Urrutia y Pedro Morales Elipe, donde un fuerte código figurativo (más patente en el primero que en el segundo) cede ante la formulación pictórica, ante la persistencia del medio, que también se pone de manifiesto –a pesar de su innegable realismo- en la pincelada suelta de Santiago Ydáñez.

 
El tratamiento resulta menos ruidoso en las piezas de Juan Francisco Casas, Miguel Aguirre, Marco Mojica o Carlos Salazar Arenas, atentos, en buena medida, a reproducir las calidades que les ofrece la fotografía mediante una adecuada organización de la pintura, con distintos niveles de sujeción a los modelos de partida. A diferencia de estos, Ignacio Pérez-Jofre lo hace desde la observación directa del natural, como Pablo García, quien introduce además una estrategia de carácter procesual ligada a las condiciones de los procedimientos empleados. Edwin Monsalve, por otra parte, reproduce fielmente la textura de la madera en un ejercicio que merece el calificativo de hiperreal, extensible –a pesar de su patente heterogeneidad – a la obra de Víctor Rodríguez.

 
También a partir de la imagen mediática, Ricardo González García y Vicente García Lázaro, juegan con distintas fórmulas de codificación donde lo pictórico se plantea a modo de factor de diversificación, antes que de franca resolución figurativa, como también hace Armando Mariño. Por su parte, Fernando Alonso adelgaza la pintura en correspondencia con la pobre definición de los frames sacados de vídeos virales, hasta dificultar su visualización; asunto que Javier Garcerá lleva hasta el extremo de proponernos una contemplación claramente problemática de su obra, debido a su compleja y sofisticada ejecución tanto como a la naturaleza de los materiales utilizados. Por último, Starsky Brines y Ángel Ricardo Ríos hacen un uso expresivo de la mancha, de la pincelada y el brochazo puestos al servicio de las subjetivas configuraciones que integran sus trabajos.

 
A la hora de estructurar el montaje, hemos tratado de evitar la agrupación de obras por semejanzas (estilísticas, cromáticas, metodológicas, icónicas, etc.), pues nos interesa establecer una serie de relaciones transversales, con el fin de no sugerir lecturas propiciatorias de hipotéticas tendencias que lleguen a dificultar una consideración del conjunto desde la constancia de lo específicamente pictórico, que es, como se ha dicho, el núcleo del discurso que anima este proyecto.

 
El título de la exposición (Pintura, Pintura, Pintura) no pretende ser categórico o reivindicativo, sino simple y decididamente enfático.

 
Queremos agradecer de forma muy especial a todos los artistas invitados su participación es este proyecto, así como la inestimable colaboración de las siguientes galerías: Casado Santapau, Combustión Espontánea, Marlborough, Moisés Pérez de Albéniz, NF, Pilar Serra y The Goma, además del Museo ABC.

 
Víctor Zarza
Comisario
 

Obra


Lunes a viernes 10:30 a 20:30 Sábados de 11:00 a 20:30 horas

CLAUDIO COELLO, 20 MADRID 28001 (España) - Tel: (34) 91 575 4804/5639 - Fax: (34) 91 577 6907 - Email: gfp@galeriafernandopradilla.es