Submenu

COLOR.ES / El color en el arte contemporáneo

19/07/2018 - 31/08/2018
La exploración creativa en torno al color continúa definiendo buena parte de la producción artística contemporánea. La exposición colectiva “Color.es” centra su atención en el trabajo de aquellos artistas en los que el color ocupa un lugar esencial de su creación, un medio a través del cual exponer sus posicionamientos estéticos y establecer procesos de comunicación con el perceptor. La exposición reúne pintura, dibujo, fotografía y escultura de un grupo internacional de artistas donde el color es un elemento importante en el desarrollo de su trabajo. Con una amplia paleta cromática abordan este recurso formal desde lenguajes próximos a la figuración, la abstracción y la geometría. Entre los 30 artistas participantes en esta muestra de verano podemos destacar los siguientes. Albano Afonso (Sao Paulo, Brasil, 1964) parte de un amplio repertorio de fotografías realizadas en el Jardín Botánico de Río de Janeiro, y tras un proceso de manipulación con programas informáticos mezcla todas las gamas posibles de los verdes presentes en la naturaleza para generar una cristalización del paisaje. Las obras de Stephan Balkenhol (Fritzlar, Alemania, 1957) talladas sobre troncos de madera rescatan imágenes de personas anónimas pero representativas del mundo actual. Son maderas astilladas, laceradas con las marcas de la herramienta y en las que se percibe la huella del proceso de creación. Maderas policromadas en las que es el color el que delimita las formas. Álvaro Barrios (Cartagena de Indias, 1945) es un uno de los más importantes artistas colombianos actuales, que desde los años 60 ha desarrollado un repertorio visual versátil e identificable, donde el mundo de la tira cómica y sus escenas socioculturales son recreadas a través de una revisión crítica y con grandes dosis de humor e ironía. En sus obras el color actúa como elemento determinante de la identidad del movimiento Pop. Para Fernando Botero (Medellín, Colombia, 1932) el color es parte fundamental de su obra. Importante pintor, escultor y dibujante ha fijado un estilo identificable y personal que se ha convertido en un icono artístico contemporáneo. La obra de la exposición, “Florero”, es un homenaje a Van Gogh, y en ella el artista ha aplicado al bronce una pátina gris para desvirtuar la identidad del metal. Starsky Brines (Caracas, Venezuela, 1977) habla en su trabajo de las relaciones humanas y de los comportamientos del individuo. Para este artista la utilización de colores primarios fundamenta el sentido de sus composiciones. Sus pinturas de pinceladas coloristas y vigorosas estructuran un lenguaje definido por su frescura, por el sentido del humor y por una gran Jorge Cabieses (Lima, 1971) utilizando colores populares de la cultura peruana, en formas geométricas se anula la identidad de las imágenes clásicas. En su intento por liberar el color de un plano bidimensional se hallan los bloques del artista portugués Pedro Calapez (Lisboa, 1953), que convierte un objeto de construcción en sujeto artístico al introducir el elemento cromático. Juan Francisco Casas (La Carolina, Jaén, 1976) comenzó a introducir el color en sus dibujos realizados con bolígrafo BIC a partir del 2014, lo que supuso un nuevo desafío formal en su obra, ya que los nuevos matices que se encuentran en estos dibujos se consiguen tramando diferentes colores del bolígrafo, lo que entraña una dificultad añadida en la creación de sus obras. Carlos Cartaxo (Valladolid, 1978) emplea en sus lienzos abstractos composiciones geométricas para acentuar los efectos ópticos que le permite la gama cromática elegida. Buen conocedor de la historia del arte, Carlos León (Ceuta, 1948) ha logrado alcanzar en su obra una síntesis del clasicismo y modernidad que le otorgan un lugar singular entre los pintores contemporáneos españoles. La manera de trabajar la pintura, su gestualidad y la utilización de una amplia gama cromática, le permiten aproximarse a la naturaleza desde una perspectiva muy personal. La obra de Marcos López (Santa Fe, Argentina, 1958) rescata la identidad latinoamericana a través del Pop, donde los colores llegan a constituirse en un elemento determinante de sus composiciones. Marcos López es hoy considerado uno de los fotógrafos latinoamericanos más emblemáticos de la escena artística. La obra “Cristo con broches”, presente en la muestra, formó parte del proyecto fotográfico Toledo Contemporánea, comisariado por Elena Ochoa Foster con el equipo de Ivorypress, en el que doce artistas internacionales realizaron series de fotografía sobre la ciudad de Toledo como parte del programa de exposiciones del IV centenario del Greco. El lenguaje plástico de Armando Mariño (Santiago de Cuba, 1968) ha transitado por los territorios híbridos de la figuración y la abstracción, en un viaje de ida y vuelta recurrente, siempre marcado por un tratamiento expresivo del color que genera esas atmósferas tan particulares en su pintura, y siempre haciendo una aproximación a la naturaleza y al paisaje. José Horacio Martínez (Buga, Colombia, 1961) aborda procesos referentes a la concepción que tienen los individuos respecto al paisaje, a través del color, tanto en un sentido emocional como político. Sus series de “Travesías” reflejan el amplio dominio que tiene de la cromática para relacionarse con el paisaje, más aún tratándose del Occidente de Colombia, rico en ríos selvas y bellos atardeceres. Vicky Neumann (Barranquilla, Colombia, 1963) pinta imágenes haciendo una reflexión de la juventud actual donde después de recortarlas las ensambla a la manera de un collage para luego con gestos pictóricos intervenir en la identidad de la imagen haciendo una referencia metafórica a la destrucción del mundo en que vivimos. Nadín Ospina (Bogotá, 1960) reconoce que “como artista ha sido una suerte contar con el color como un elemento fundamental de mi experiencia sensible y de mi expresión artística. El color como sensación visual,
La exploración creativa en torno al color continúa definiendo buena parte de la producción artística contemporánea. La exposición colectiva “Color.es” centra su atención en el trabajo de aquellos artistas en los que el color ocupa un lugar esencial de su creación, un medio a través del cual exponer sus posicionamientos estéticos y establecer procesos de comunicación con el perceptor.

La exposición reúne pintura, dibujo, fotografía y escultura de un grupo internacional de artistas donde el color es un elemento importante en el desarrollo de su trabajo. Con una amplia paleta cromática abordan este recurso formal desde lenguajes próximos a la figuración, la abstracción y la geometría.

Entre los 30 artistas participantes en esta muestra de verano podemos destacar los siguientes.

Albano Afonso (Sao Paulo, Brasil, 1964) parte de un amplio repertorio de fotografías realizadas en el Jardín Botánico de Río de Janeiro, y tras un proceso de manipulación con programas informáticos mezcla todas las gamas posibles de los verdes presentes en la naturaleza para generar una cristalización del paisaje.

Las obras de Stephan Balkenhol (Fritzlar, Alemania, 1957) talladas sobre troncos de madera rescatan imágenes de personas anónimas pero representativas del mundo actual. Son maderas astilladas, laceradas con las marcas de la herramienta y en las que se percibe la huella del proceso de creación. Maderas policromadas en las que es el color el que delimita las formas.

Álvaro Barrios (Cartagena de Indias, 1945) es un uno de los más importantes artistas colombianos actuales, que desde los años 60 ha desarrollado un repertorio visual versátil e identificable, donde el mundo de la tira cómica y sus escenas socioculturales son recreadas a través de una revisión crítica y con grandes dosis de humor e ironía. En sus obras el color actúa como elemento determinante de la identidad del movimiento Pop.

Para Fernando Botero (Medellín, Colombia, 1932) el color es parte fundamental de su obra. Importante pintor, escultor y dibujante ha fijado un estilo identificable y personal que se ha convertido en un icono artístico contemporáneo. La obra de la exposición, “Florero”, es un homenaje a Van Gogh, y en ella el artista ha aplicado al bronce una pátina gris para desvirtuar la identidad del metal.

Starsky Brines (Caracas, Venezuela, 1977) habla en su trabajo de las relaciones humanas y de los comportamientos del individuo. Para este artista la utilización de colores primarios fundamenta el sentido de sus composiciones. Sus pinturas de pinceladas coloristas y vigorosas estructuran un lenguaje definido por su frescura, por el sentido del humor y por una gran

Jorge Cabieses (Lima, 1971) utilizando colores populares de la cultura peruana, en formas geométricas se anula la identidad de las imágenes clásicas.

En su intento por liberar el color de un plano bidimensional se hallan los bloques del artista portugués Pedro Calapez (Lisboa, 1953), que convierte un objeto de construcción en sujeto artístico al introducir el elemento cromático.

Juan Francisco Casas (La Carolina, Jaén, 1976) comenzó a introducir el color en sus dibujos realizados con bolígrafo BIC a partir del 2014, lo que supuso un nuevo desafío formal en su obra, ya que los nuevos matices que se encuentran en estos dibujos se consiguen tramando diferentes colores del bolígrafo, lo que entraña una dificultad añadida en la creación de sus obras.

Carlos Cartaxo (Valladolid, 1978) emplea en sus lienzos abstractos composiciones geométricas para acentuar los efectos ópticos que le permite la gama cromática elegida.

Buen conocedor de la historia del arte, Carlos León (Ceuta, 1948) ha logrado alcanzar en su obra una síntesis del clasicismo y modernidad que le otorgan un lugar singular entre los pintores contemporáneos españoles. La manera de trabajar la pintura, su gestualidad y la utilización de una amplia gama cromática, le permiten aproximarse a la naturaleza desde una perspectiva muy personal.

La obra de Marcos López (Santa Fe, Argentina, 1958) rescata la identidad latinoamericana a través del Pop, donde los colores llegan a constituirse en un elemento determinante de sus composiciones. Marcos López es hoy considerado uno de los fotógrafos latinoamericanos más emblemáticos de la escena artística. La obra “Cristo con broches”, presente en la muestra, formó parte del proyecto fotográfico Toledo Contemporánea, comisariado por Elena Ochoa Foster con el equipo de Ivorypress, en el que doce artistas internacionales realizaron series de fotografía sobre la ciudad de Toledo como parte del programa de exposiciones del IV centenario del Greco.

El lenguaje plástico de Armando Mariño (Santiago de Cuba, 1968) ha transitado por los territorios híbridos de la figuración y la abstracción, en un viaje de ida y vuelta recurrente, siempre marcado por un tratamiento expresivo del color que genera esas atmósferas tan particulares en su pintura, y siempre haciendo una aproximación a la naturaleza y al paisaje.

José Horacio Martínez (Buga, Colombia, 1961) aborda procesos referentes a la concepción que tienen los individuos respecto al paisaje, a través del color, tanto en un sentido emocional como político. Sus series de “Travesías” reflejan el amplio dominio que tiene de la cromática para relacionarse con el paisaje, más aún tratándose del Occidente de Colombia, rico en ríos selvas y bellos atardeceres.

Vicky Neumann (Barranquilla, Colombia, 1963) pinta imágenes haciendo una reflexión de la juventud actual donde después de recortarlas las ensambla a la manera de un collage para luego con gestos pictóricos intervenir en la identidad de la imagen haciendo una referencia metafórica a la destrucción del mundo en que vivimos.


Nadín Ospina (Bogotá, 1960) reconoce que “como artista ha sido una suerte contar con el color como un elemento fundamental de mi experiencia sensible y de mi expresión artística. El color como sensación visual,
COLOR.ES / El color en el arte contemporáneo