Submenu
Anthony Stark
Anthony Stark

Vive y trabaja en Madrid, 1980

Su trabajo reciente, el único, ya que nada existía antes, es parte de una ruptura irreconciliable con la pintura. La pintura de Stark, totalmente autobiográfica y visceral busca el riesgo, tan alejado del mero ejercicio retórico, medido y controlado, centrado en la auto censura y el tedio.
Stark nos presenta su pintura como una gran batalla entre sus formas figurativas y sus grandes machas de color, donde la abundante cantidad de óleo se torna casi figura. Esa batalla también es la del amor, la del sexo, la de la violencia. El cineasta Rainer Werner Fassbinder en 1969, afirmaba en su primer largometraje que "El amor engendra violencia y viceversa". Esta frase y se convierte en la referencia principal para el artista. Una declaración de intenciónes abierta, una confrontación con los viejos ideales burgueses, todavía tan presentes, alrededor de la pintura.
En la pintura de Stark queda expuesta esta dualidad de vida y muerte, de lo bello y lo terrible, de lo abstracto y lo figurativo, donde el caos se ordena y contiene en los límites ortogonales del lienzo.